Miércoles, 31 Mayo 2017

Bendito mar del norte: Buceo junto a Pisagua sumergido

portada

Salimos por un día de Iquique, para conocer las históricas aguas de Pisagua. Gracias a Pisagua Sumergido, viviremos una de las aventuras más impresionantes y fantasmagóricas que podríamos haber imaginado. Un sector donde el mar se vuelve el mayor tesoro que el humano podría reconocer.

Por: Soraya Valdivieso V. / Fotografías: Marcos Tobar y Pisagua Sumergido

Empresactiva 3Nos preparamos para salir a las 7:00 de la mañana. Desde Iquique a Pisagua no es más de una hora y media por la carretera Panamericana y el posterior cruce al océano. Llevamos ciertos utensilios que son necesarios como gorro, bloqueador, traje de baño, tablas de surf, buena música, y partimos.

El camino a Pisagua, después del cruce desde la también llamada ruta A-5, tiene peculiares tonos café, ya que los cerros, tal como si fuesen haciendo una danza, van mezclándose hasta crear faldas de arena suave y colorida. A medida que uno desciende entre estas zonas de impresionante aridez, existe cierta apertura que dio espacio para la ruta hoy asfaltada y sin riesgo alguno, al contrario da la sensación de ser el camino perfecto para llegar al cuantioso y maravilloso Océano Pacífico.

El azul profundo y penetrante nos da la bienvenida. Marcos Tobar, director del centro de Buceo Pisagua Sumergido, nos dio la información precisa para encontrarnos y comenzar esta aventura submarina.

Los implementos, como trajes, máscaras, botellas y aletas, son prestados. El centro de buceo se preocupa de tener todo el equipo listo y preciso en tallas y altura, para cada uno de los visitantes y, si bien en esta ocasión algunos tenemos más experiencia que otros, todos haremos el mismo recorrido, un poco más avanzado que el bautizo (actividad programada para personas que por primera vez bucean), pero que tiene la misma seguridad y tranquilidad.

Empresactiva 7Desde la arena en la denominada Playa Blanca, salimos a nuestra aventura. Este es un sector reconocido por su historia, ya que el mismo sitio fue epicentro de la Guerra del Pacífico, donde los chilenos hicieron el primer desembarco anfibio de la historia. Una vez adentro del agua nos comenzamos a impresionar con la belleza que envuelven los largos y poderosos huiros de mar, estos, como si fueran una fortaleza, dan forma a una masa impenetrable e imponente. Nuestro guía (Marcos) nos mencionó que no había problema en mirar o hacerse preso de la curiosidad entre los huiros, por mi parte pude tomar uno y bajar agarrada hasta la profundidad del mar, algo muy divertido y que te lleva a apreciar el fondo cargado de estrellas de mar y moluscos.

Como este es un sector de veda, los locos y otros mariscos se pueden apreciar con real sencillez. Las jaibas tienen gran tamaño y habitan grandes espacios de rocas alrededor de la playa, un imperdible para apreciar muy de cerca este lindo y vivaz ser del mar.

Además de contemplar la gran variedad de peces y vista submarina, aguas turquesas y claros de arena blanca, pudimos observar lobos finos o de dos pelos, amigables y juguetones. Con las indicaciones del instructor se puede bucear tranquilamente con ellos alrededor. Resulta impresionante verlos con una agilidad y maestría única bajo el agua. Son animales muy hermosos y de gran valor para la zona, además de simpáticos y fotogénicos, ya que no faltó el que posó para la selfie.

Una de las cosas más hermosas que pasan bajo el mar, es la compenetración de nosotros, los humanos. Como grupo pudimos apreciar las caras de alegría y gozo de estar viviendo tan bello momento, inigualable e impagable. Este mismo hecho nos hizo salir del agua con una compresión aún mayor, sobre la importancia de cuidar la biodiversidad, no sólo de esta zona, sino en el mundo.

PATRIMONIO NATURAL  

Empresactiva 9Cetáceos menores y mayores, ballenas jorobadas, orcas, delfines nariz de botella, delfines oscuros, marsopas, lobos, pingüinos de Humboldt, chungungos y nutrias, son algunas de las especies que con mayor facilidad se pueden apreciar en esta zona cargada de una rica biodiversidad. Los chicos que componen el grupo de Pisagua Sumergido llevan tres años viviendo en el lugar y nos cuentan que incluso han visto aparecer nuevas especies en la zona, como el Piquero de Patas Azules, que es endémico de las islas Galápagos. Durante los últimos 4 años el equipo le ha tomado fotografías de identificación y lo asocian al ingreso de la anchoveta a la costa.  

BUCEO PARA VALIENTES

Empresactiva 22Es considerado de los 9 naufragios imperdibles en Chile y le dicen “el barco fantasma”. Eso sí, esta aventura es para expertos en lo que a exploración del mar se refiere, ya que la profundidad y sus características lo hacen ser una escena escalofriante. Marcos dice que “por la escasa luz y el color del barco quemado, hay que saber mantener las emociones al margen y el control por sobre cualquier situación”. Se trata del SB Astoria, barco hundido en 1867, que sufrió un gran incendio antes de hundirse a los 34 metros de agua que hoy se encuentran sobre él. La tragedia se enmarca en los años en que el salitre y el carbón eran el principal elemento transportado por las embarcaciones de la época, por lo que eran altamente inflamables.

Es un buceo inolvidable, retrata Marcos, y también muy cotizado. Sin embargo, sólo pueden hacerlo quienes tienen su licencia para buceo máster. En tanto, agrega que existen otras rutas igual de interesantes en otros barcos hundidos de la zona, que brindan adrenalina y bastante emoción, sin tener que sumergirse a tanta profundidad, así que esa aventura la dejaremos para una próxima ocasión.

VOCACIÓN SOCIAL

Empresactiva 27Tamara Marín, bióloga y buzo Divemaster; Darío Quintanilla, profesor de Educación Física; Camila Arias, profesora de Educación Diferencial; Gonzalo Araya, estudiante de Kinesiología y salvavidas; y Marcos Tobar, ingeniero en Pesca y Acuicultura de la Universidad Arturo Prat; son las personas que actualmente componen el centro de buceo. Y están trabajando con pasión para lograr cosas importantes en esta zona apartada.

Este 2017 se han propuesto levantar espacios de educación ambiental y, sobre todo, apreciación de biodiversidad, considerando en las iniciativas a los 300 habitantes de Pisagua, incluyendo a los niños del colegio y el jardín de la localidad. La idea es que la población local conozca el valor natural de la zona y aporten a su preservación, participando en talleres de trekking, buceo y fotografía.

La iniciativa de Pisagua Sumergido nace al alero del proyecto FIC “Arrecifes Artificiales” de la UNAP, buscando generar instancias de turismo de intereses especiales para Pisagua, potenciando así un punto de buceo para principiantes y avezados, sean estos lugareños o visitantes.