Martes, 13 Julio 2021

Educación Online, El desafío del aprendizaje tras la pandemia

 

portada

Por Marcela Mondaca / Fotografía: Equipo Empres@ctiva / Franco Miranda

Según el segundo informe de Enseñanza en Tiempos de Pandemia, realizado por Educación 2020, uno de los grandes desafíos que se ha generado en este período de educación a distancia es qué tanta profundidad se alcanzará en los aprendizajes señalados por el currículum nacional; levantándose distintas respuestas para la planificación y diseño de experiencias de aprendizaje y su implementación en entornos virtuales. En este sentido, la enseñanza online ha sido un gran desafío para todas las instituciones dedicadas a la formación.

La rectora de la Universidad Santo Tomás, sede Iquique, Elsa Echeverría explicó que “este año tenemos nuevos desafíos, pero apoyados en grandes aprendizajes que nos dan confianza para seguir cumpliendo con nuestra Misión formadora, considerando que la pandemia se encuentra en un nivel complejo aún y que tendremos que continuar desarrollando muchas de nuestras actividades en formato virtual”, aseguró.

En este sentido, la directiva aseguró que seguirán trabajando de forma responsable con la finalidad de cumplir con el compromiso adquirido con los alumnos en toda la región, entregándoles una formación de excelencia en modalidad telepresencial y asumiendo las diversas circunstancias que afectan a cada miembro particular de dicha comunidad. “Ya sabemos cómo enfrentar las nuevas exigencias de este formato de enseñanza y sé que estamos preparados para mantener nuestros estándares de calidad en cada una de nuestras carreras”, explicó la rectora.

Elsa Echeverría, aseguró que además de la modalidad online de educación, la entidad se ha enfocado en el apoyo y acompañamiento permanente hacia los estudiantes, a fin de garantizar que puedan continuar aprendiendo y avanzando en sus carreras. “Una de las iniciativas más relevantes en materia de apoyo académico es el funcionamiento a distancia de nuestro Centro de Aprendizaje, lo que permite que los estudiantes soliciten horas de atención en línea y puedan conectarse con sus tutores vía remota, reforzando de esta manera los conocimientos que han adquirido”.

Asimismo, explicó Echeverría, se encuentran disponibles dos plataformas para generar una instancia de orientación a nuestros alumnos: la primera es “Habla con nosotros”, donde directores y jefes de carrera acompañan a los estudiantes en esta nueva experiencia de aprendizaje, además de fortalecer el vínculo institucional con ellos y mejorar la capacidad de respuesta frente a sus necesidades.

En tanto, para evitar que el manejo de las plataformas digitales sea un obstáculo para los alumnos nuevos, implementaron los “Hermanos Tomasinos”, un canal virtual que permite resolver los problemas que puedan experimentar al momento de ingresar a su intranet y Aulas Virtuales. Esta iniciativa, además, ha potenciado la relación que existe entre estudiantes de distintos niveles, ya que muchas veces los alumnos antiguos son los que apoyan la adaptación de los nuevos a la educación superior.

La rectora destacó, además, el apoyo a los estudiantes, que desde el año pasado se ha implementado para ir en ayuda de aquellos con dificultades de conexión: la Beca de Conectividad. “Actualmente cerca de 700 estudiantes de la sede Iquique se encuentran beneficiados. Junto con ello, dispusimos también de préstamo de computadores y pantallas al igual que el año pasado para quienes no cuenten con este equipamiento para el desarrollo de sus actividades académicas”, indicó.

Finalmente aseguró que se definió un Calendario Académico 2021 que permite tener una planificación adecuada considerando que el contexto actual –con constantes cambios en las restricciones que impone la pandemia–obliga a asegurar un espacio necesario para abordar situaciones especiales de algunas asignaturas prácticas que han visto postergadas sus actividades presenciales.

RESPUESTA A LA EMERGENCIA

Para la académica y Gestora TP del Colegio Metodista William Taylor, Raquel Newman, el proceso de implementación de educación online comienza el 2020, en respuesta de emergencia a la crisis sanitaria que se comenzaba a vivir. “Tuvimos que aprender y capacitarnos rápidamente a navegar en las aguas de las tecnologías para poder entregar a nuestro(a)s estudiantes los conocimientos, habilidades y actitudes logrando así el aprendizaje significativo”, explicó y aseguró que ha sido una realidad compleja debido a que ha empobrecido el aprendizaje y ha quedado evidenciado en los informes del Ministerio de Educación, Mineduc.

Raquel Newman aseguró que una de las principales brechas que han podido visualizar en esta modalidad es que “el nivel socioeconómico de nuestro(a)s estudiantes en el acceso a las TICS no permite equidad en materia de acceso, conectividad y sobre todo en el desarrollo de competencias del siglo XXI. Además, como país, la capacidad de la red de internet no está preparada para que las redes funcionen en forma expedita debido a la cantidad de usuarios, lo que significa que a veces es más lenta, se corta internet”.

Cree que el país no ha avanzado en términos de educación online, a pesar de este nuevo aprendizaje, casi obligatorio, pues los distintos niveles socioeconómicos ponen en desventaja a los estudiantes que no cuentan con internet o herramientas tecnológicas para continuar con sus clases, lo cual podría provocar deserción escolar y explica que la educación online no es beneficiosa pues es necesaria la presencialidad “debido al vínculo emocional que esta significa entre docente estudiante”.

Ante la mirada de cómo nos preparamos para el futuro en cuanto a esta materia, Raquel Newman aseguró que, mejorando las condiciones básicas en el acceso a las tecnologías, desarrollando habilidades como el pensamiento crítico, además de las digitales, así como trabajar en la formación docente “son algunas de las tareas urgentes para mejorar la calidad de los aprendizajes y avanzar en el desarrollo del país”.