Martes, 13 Noviembre 2018

Reportaje Bailac: EL VALOR DE UN OFICIO

portada

Emocionado por el Premio Nacional de Innovación Avonni 2017, Leopoldo Bailac vuelve en el tiempo para recordar la historia familiar y como desde una sencilla vulcanización se han transformado en una empresa con los mejores estándares de innovación a nivel nacional, especializada en neumáticos gigantes y con la mirada siempre en la sustentabilidad y el compromiso con su tierra.

Por: Soraya Valdivieso

Lejos de una cuna dorada, Leopoldo Bailac  nació en la modesta casa contigua al taller de recauchaje de neumáticos que había fundado su padre y abuelo en Chile, transcurría el año 1952, y habían pasado 27 años desde que Don Pascual Bailac comenzó la indagación en un oficio fundamental para áreas de trabajo y desarrollo industrial, labor que siguió siendo la misión familiar que hoy incluye a los dos hijos de Leopoldo Bailac.

Desde Buenos Aires, Argentina y gracias a la influencia de una competencia poco sana, fue que la familia Bailac decide atravesar la frontera y comenzar a profesionalizar el oficio que hoy da vida a una de las empresas reconocidas con el Premio Nacional de Innovación Avonni 2017, otorgado por el Gobierno de Chile y que hoy los alza como los especialistas en el área de neumáticos gigantes y recauchaje, actualmente con presencia en México, Brasil, Perú, Argentina y Chile.

Pioneros en nuestro país, rápidamente fueron creciendo en infraestructura y negocios, sin embargo, los vaivenes de la economía incluso los cambios políticos afectaron a la empresa, afianzando sus estrategias con decisiones radicales que incluso los dejó en quiebra y paralizados por dos años, pero el alma guerrera de la familia Bailac no titubeó y ha seguido adelante, reinventando y postulándose como la empresa que profesionalizó un  oficio fundamental para la minería en el norte del país.

¿Cómo fueron los inicios en la región de Tarapacá?

Mi padre tenía distintas empresas, una comercial en Zofri y otra de recauchaje, en enero de 1982 unió ambas en una sola y en junio de ese mismo año, un banco con influencias españolas pidió la quiebra para presionarlo, pero mi padre se reveló, pasando dos años suprimido. Posterior vino Pinochet quien sube el dólar, lo que significó la quiebra de cientos de empresas en Chile, pero como nosotros estábamos endeudados en dólares, la empresa rebajó su deuda y logramos salir adelante.
 

¿Cómo empezó la historia de Bailac Thor?

Inspirado en el Dios Escandinavo Thor, que simboliza el Dios de la Guerra, comencé con mi propia empresa, una comercial automotriz donde se encontraban repuestos para los autos Suzuki y Alfa Romeo, además había montado gracias a la ayuda de mi padre una planta chiquitita de recauchaje en Bajo Molle. Mi padre era muy bueno para montar plantas y aunque la empresa estaba quebrada dimos la pelea.  

En las Buenas y en las mejores…

Los Bailac se han enfrentando a diferentes panoramas, uno de ellos es la minería que trajo consigo empresas como Cerro Colorado, Quebrada Blanca, Collahuasi y otras, las cuales  fueron desafiando los conocimientos de la empresa, exigiendo una reinvención por parte de Bailac, que atendida de forma familiar no se quedó atrás en innovación y sistematización de los servicios, ofreciendo los estándares más altos para la industria.  

En 1991 llega fuerte la minería a la región, ¿cómo enfrentaron este cambio?

De la forma más positiva posible, pusimos real interés y énfasis en los servicios a la minería, y hace 30 años que nos dedicamos de lleno a los neumáticos gigantes, lo que nos hizo marcar la diferencia.

¿Cuales han sido las claves para mantenerse en el tiempo?

Primero se debe subir el nivel, todo el capital humano debe ser más profesional, porque la minería exige un nivel que es mucho más alto de lo normal. Segundo tener una política de seguridad de excelencia y por último, ser perseverante porque las puertas nunca se abren a la primera y si se abre fácilmente, debemos tener presente que en el camino los desafíos serán más difíciles.

¿Cómo siente que han colaborado al desarrollo de la región?

Damos empleo a 400 personas, llegamos a tener cerca de 600 en un momento, pero la minería sube y baja. Estamos a la espera de proyectos en Iquique que abrirían más fuentes de trabajo. La mayoría de nuestros contratos están en Antofagasta pero nuestra gente es principalmente de Iquique.

AVONNI 2017

Gracias a la tecnología Bailac GTS de alerta y prevención, es que se ganaron uno de los reconocimientos más importantes en innovación a nivel nacional. El avance logró ahorros de más de 10 millones de dólares en consumo de neumáticos desde el año 2013, evitando la disposición final de más de 300 neumáticos que no se han debido consumir por los ahorros generados. Leopoldo explica que, los neumáticos gigantes son el tercer insumo más caro de la faena de extracción del material minero, por lo tanto, Bailac trabajó varios años en el desarrollo tecnológico completo para monitorear de forma remota y en tiempo real los neumáticos gigantes que funcionan en la minería. Este servicio mide las magnitudes necesarias tanto del neumático como su uso, transmitiendo la condición operacional de cada equipo a la nube donde se procesa y analiza información, generando correos electrónicos a los usuarios e indicando si hay procesos de alerta o alarma y así desde un teléfono o Tablet se puede tomar la mejor decisión e evitar accidentes.

¿Qué sintió al ganar el Avonni 2017?

Es maravilloso obtener un reconocimiento por el trabajo que hemos desarrollado durante años, siento esa sensación de estar “con la labor cumplida”. En I + D de innovación y desarrollo tenemos varios ingenieros entregados al desarrollo tecnológico.  

¿Qué novedades tienen en el corto plazo?

En Copiapo por un contrato con Minera Candelaria, en noviembre próximo Bailac va abrir una planta de reciclaje de neumáticos por pirolisis, sistema al cual se le pone calor, presión y un buen tiempo con un equipo bien completo, el neumático se comienza a transformar en gas y termina siendo petróleo.

La tendencia mundial es hacia la sustentabilidad, como la implementan ustedes.

Siempre estamos observando las problemáticas ambiental o generales, buscamos soluciones y aportar. Tenemos un área de innovación en los procesos  y hacemos todo con Tablet, no utilizamos papel, esto va a un softwere interno y así llegamos a nuestros clientes. El que no innova al tiempo muere, en lo personal me motiva ver a los jóvenes interesados en aportar, trabajar con la ciencia y la innovación para resolver problemas, eso hará que vivamos más y mejor.

¿Cómo visualiza el mercado de la minería?

El cobre por ejemplo va para arriba por la electro movilidad, todo lo que es tránsito terrestre, marítimos, aviones necesita la parte eléctrica, lo que significa más cobre, mucho cobre. Ahora el Litio es también un tema, porque muchas empresas están rompiéndose la cabeza para producir baterías que mejoren las de litio, que sean más baratas, que den más energía, es impresionante.

¿Ustedes están trabajando en algún tema de vanguardia?

En como ser más productivos, como hacer más con menos. Y la tendencia en las compañías mineras es hacer más con menos gente. Es ser más profesional con mejores equipos, automatizar e introducir al máximo lo digital.