Viernes, 06 Enero 2017

Fútbol Mas: Una colorida fiesta llena de valores y campeones

 

portada

Cerca de 500 niños de Tarapacá dieron vida este año a una emocionante liga entre ocho barrios y localidades, donde “más que campeones, buscamos formar buenas personas”, cuenta el coordinador de Futbol Más en nuestra región, Matías Carrión.

“Con la alegría como tenida futbolera y zapatillas inyectadas de creatividad, Fútbol Más Tarapacá partió el 2010 desde mitad de cancha, encarando al rival de la negatividad. Las fintas que ocupó para llegar a área rival fueron aprendidas en los talleres socioeducativos, transmitidos por preparadores de gigante corazón. La región, hoy, está en posición de remate, a punto de convertirte un golazo al descrédito y ganarle el partido a su ‘bestia negra’, la estigmatización”.

DSC03934Así describe Fútbol Más, en su jerga característica, el proyecto realizado hace ya seis años en nuestra región, donde a la fecha han participado casi tres mil niños de 6 a 15 años, que viven en barrios enmarcados en un contexto de vulnerabilidad social.

Desde entonces, se han ido sumando actores a la iniciativa, potenciando el trabajo de los monitores en cada una de las comunidades en que se sumergen cada año. Es ahí donde toman el fútbol como una forma de transmitir valores a los niños y adolescentes, reconociendo las frustraciones y adversidades dentro de la cancha como un espejo de la vida cotidiana, para así poner en práctica la resiliencia, jugador n°12 de esta fundación.

“Más que campeones, buscamos formar buenas personas. El fútbol, para nuestro programa, es una plataforma social y barrial, que genera un vínculo impresionante, emocionante y potente a la vez”, comenta Matías Carrión, coordinador regional de Fútbol Más en Tarapacá.

Es precisamente la forma de intervención social uno de los elementos que más destaca de este programa que no sóloDSC03920 organiza una gran liga, sino que además da la oportunidad a los niños y sus familias de participar en clases sociodeportivas, entendiendo a la comunidad como los responsables de “sostener el compromiso de trabajar por una infancia protegida”.

La idea, según explica Carrión, es utilizar la infraestructura de cada comunidad en la que está inmerso Fútbol Más, entregando herramientas a los “líderes barriales” para autogestionar su participación en las distintas instancias del programa. Con esto, se genera un impacto en los niños que entran a la cancha, en los padres que se comprometen con la iniciativa, y también en cada uno de los vecinos que son la principal hinchada para apoyar a los jóvenes a la hora de sortear los obstáculos de la vida cotidiana, como si se tratara de una finta al rival y un gol ante un estadio lleno.

DE CHANAVAYITA A PINTADOS

DSC03956Ocho barrios dieron vida a la liga regional del año 2016, con niños que felices se pusieron la camiseta de Los Puquios en Iquique, Las Américas y Caliche 2 en Alto Hospicio, Pozo Almonte, Chanavayita, La Tirana, Pintados y Pica. Todas estas comunidades animaron una colorida fiesta, jugando encuentros en cada una de las localidades durante todo el año, para culminar con la gran final regional en el Estadio Hernán Villanueva.

En cada fecha disputada se otorgó puntos a los ganadores, lo que se tradujo en una tabla de posiciones que definió a los campeones y representantes de nuestra región en la final nacional. Sin embargo, los triunfos no fueron el elemento más importante a la hora de determinar a los vencedores. Es ahí donde entró en juego la icónica tarjeta verde, que “simboliza, celebra y hace visible lo positivo, las virtudes y fortalezas de niñas y niños en la cancha y fuera de ella”.

Carrión describe la tarjeta verde como una “herramienta física, que pasa a ser casi una filosofía de vida. En términos generales, es educar y ampliar la mirada con un prisma positivo. Es creer en las potencialidades y premiar las buenas actitudes, como la solidaridad y el compañerismo”.

TIERRA DE CAMPEONES

Siete fechas se jugaron a lo largo del año en la Región de Tarapacá, definiéndose a los campeones en cada una de las DSC03986categorías de la liga. Así, en peques y en minis, vencieron los niños de Caleta Chanavayita; en niñas, las ganadoras fueron las representantes de Pintados; mientras que en infantil, los campeones fueron los jugadores de Los Puquios.
Todos ellos vestirán el distintivo de Tarapacá en la final nacional, donde demostrarán el buen fútbol, el compañerismo y la solidaridad que los caracterizó a lo largo de toda la liga en nuestra región.

La meta es continuar la senda de otros equipos locales de años anteriores, que ya se han consagrado como campeones chilenos de Fútbol Más. Es el caso de Las Américas, quienes se trajeron la copa a Alto Hospicio en la categoría infantil, siendo reconocidos como uno de los equipos con mayores actitudes positivas, haciéndose acreedores de una gran cantidad de tarjetas verdes en el torneo, además de su gran calidad deportiva.

“Trabajamos durante mucho tiempo para lograr nuestro objetivo de ser campeones nacionales, aprendiendo valores y conviviendo con los demás compañeros. Participamos en un campeonato en que todos teníamos la misma insignia de Fútbol Más delante de la camiseta, lo que nos representa y nos enorgullece como jugadores”, cuenta Bastián Pérez, miembro del equipo hospiciano.

DSC03993En el mismo torneo nacional, el representativo de Pica resultó campeón en peques, mientras que el equipo de Los Puquios obtuvo el primer lugar en niñas.

“LOS NIÑOS SON COMPAÑEROS DENTRO Y FUERA DE LA CANCHA”

Uno de los roles más importantes dentro de Fútbol Más lo cumplen los líderes barriales, como Claudia Ramos. Ella se pone la camiseta de la fundación para acompañar a los más de 50 niños de Los Puquios que son parte del programa en Iquique, dirigiendo las clases y organizando actividades para sustentar la participación de los equipos en la liga regional y, además, en las finales nacionales.

Es que los equipos de esta comunidad han sido representantes de Tarapacá en dos años consecutivos y ya cuentan con dos trofeos de campeones de Chile, coronando su exitosa experiencia dentro de Fútbol Más.

“En nuestro barrio trabajamos todos juntos y los niños son compañeros dentro y fuera de la cancha. Gracias a la llegada de esta fundación a nuestro sector, comenzamos a trabajar más unidos con los vecinos y eso se ha visto reflejado en los muchos logros que hemos conseguido desde entonces, pensando siempre en los niños”, señala la líder de Los Puquios.

Así se va gestando un semillero de niños y jóvenes tarapaqueños que, de la mano del fútbol, desarrollan habilidades para ser más felices. En la fundación, en tanto, están seguros que “valorando lo positivo, transformaremos la realidad”.

DSC04017