Viernes, 18 Junio 2021

Economía apuesta por el proceso vacunatorio para la reactivación

portada

Por Mauricio Torres / Fotografía: Equipo Empres@ctiva

Comercio y turismo locales vivieron un primer trimestre crítico con dos cuarentenas. Pase de movilidad e inmunización contra el COVID serían claves para transitar a la normalidad.

Con las fichas puestas en una mayor cobertura de la vacunación contra el COVID-19 y el anunciado pase de movilidad para quienes cumplieron su calendario de inmunización el Gobierno espera una paulatina reactivación de la economía en el mediano plazo, especialmente en lo que corresponde a turismo en el caso de Tarapacá.

El primer trimestre, con dos meses fuertes para la industria turística como enero y febrero, el rubro fue uno de los más afectados, ya que las cuarentenas iniciadas en Iquique a inicios de enero y en la segunda quincena de marzo impidieron que la región se favoreciera con el permiso de vacaciones, pase que permitía el traslado entre regiones, con la excepción de viajes hacia comunas en cuarentena.

No obstante, la directora regional del Servicio Nacional de Turismo, Bárbara Rojas, evidenció que el interés del turista nacional por visitar Iquique se mantuvo intacto durante las pocas semanas que Iquique estuvo en fase de transición a inicios de año. Esto se esperaba desde noviembre de 2020, cuando para el Cyber Monday Tarapacá fue una de las regiones más demandadas como intención de viaje por parte de los turistas nacionales.

“Considerando las cuarentenas de enero y marzo y las semanas de transición evidentemente que esta temporada estival fue muy distinta, lo que dificultó la movilidad de los turistas. Hemos tenido cuarentenas extensas producto de la situación sanitaria y no han sido las mejores cifras para la industria turística regional, sin embargo, al haber avanzado al paso 2 (transición) en febrero, en ocho días tuvimos más de diez mil permisos de vacaciones que se generaron hacia Tarapacá. Eso nos dio una señal de que, a pesar de la contingencia, cuando la gente pudo movilizarse y venir a la región, lo hizo inmediatamente", sostuvo Rojas.

La directora regional espera una pronta reactivación para compensar el verano perdido. Para ello, gran parte de las esperanzas están puestas en el plan de vacunación y el pase de movilidad anunciado en mayo, el que podrá ser utilizado por aquellas personas que hayan cumplido su calendario de inmunización, esto es, dos dosis y catorce días después de la segunda.

De todos modos, el pase de movilidad, si bien permite el traslado entre regiones, no está autorizado para visitar comunas en cuarentena, por lo que será clave la situación de Iquique y las otras comunas de Tarapacá en el plan Paso a paso. De hecho, en mayo Iquique logró nuevamente avanzar a fase 2 y dejar la cuarentena iniciada en marzo, aunque con la posibilidad siempre presente de retroceder al confinamiento.

Rojas cree que para septiembre se podrían observar indicios de reactivación, iniciando campañas de promoción que incentiven los viajes a la región, pero respetando el plan Paso a paso, es decir, siempre y cuando Iquique no esté en cuarentena, y solo enfocados en los turistas nacionales, pues el pase de movilidad no está habilitado para extranjeros.

"Por supuesto que este pase de movilidad será un incentivo a los viajes interregionales, un buen incentivo para retomar aquello que tanto se está esperando, pero considerando siempre que los turistas respeten los aforos y mantengan las medidas de autocuidado, porque seguimos en pandemia. La vacunación ha sido un éxito, pero el virus sigue presente", agregó la directora.

Desde la Secretaría Regional Ministerial de Economía agregaron que el Gobierno ha entregado un apoyo constante a las pymes de todos los rubros durante la pandemia, en especial al turismo, iniciando en la región inversiones por 250 millones, pero que se proyectan a mil millones de pesos en total en apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas tarapaqueñas.

Sin embargo, el turismo no ha sido el único sector afectado a nivel regional. El comercio tampoco pudo ejercer normalmente este primer trimestre dadas las restricciones a la libre circulación y la prohibición a la apertura del comercio no esencial.

Luis Monsalve, ingeniero comercial y académico del área de Administración y Negocios de Inacap Iquique, reconoció que, con la excepción de la minería que sigue siendo un motor del empleo, el turismo y el comercio han sido las áreas más afectadas a nivel regional. Lo anterior ha llevado a que los pequeños empresarios y sus gremios manifiesten sus inquietudes al tener una menor capacidad financiera, lo que les impide soportar un tiempo prolongado sin actividad.

Y aunque los tiempos de apertura del comercio no esencial en fase 2 han sido breves, Monsalve cree que estas pequeñas ventanas son una luz para quienes cerraron durante varios meses en 2020, cuando la cuarentena se extendió entre mayo y octubre.

"Todo lo que permita mayor libertad en el desplazamiento implica que empieza a aumentar el flujo en el comercio, lo que gatilla un mejoramiento de los ingresos. En el sector comercial buena parte de los trabajadores tiene sueldos matizados por una parte fija y una parte variable que está condicionada a comisiones por venta, entonces, aunque no sea a gran escala, todo eso va ayudando. Estos pequeños periodos de apertura ayudan a que las familias puedan tener ingresos y a que los comerciantes puedan abrir, moviendo esta rueda que es la economía", explicó.

El académico coincidió en que el plan de vacunación puede mejorar las expectativas de un futuro más auspicioso que permita ir normalizando la actividad económica.

A nivel de empleos, la secretaria regional ministerial del Trabajo, Cibel Jiménez, puntualizó que la pandemia ha provocado una pérdida del 25% de la fuerza laboral en la zona, lo que se traduce en cerca de 50 mil puestos de trabajo. Si bien ha ido mejorando, señaló, esto va de la mano con el avance de las fases, la apertura en la circulación de personas y una disponibilidad mayor de bienes y servicios.

“Estamos muy esperanzados en el avance del programa de vacunación, el despeje de camas críticas y con ello avanzar en las fases de apertura y proyectar una reactivación laboral formal”, dijo Jiménez.
Añadió que el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo ha sido clave, así como la activación del Subsidio al Nuevo Empleo, con el cual cerca de 1.700 trabajadores cesantes se han integrado al empleo formal en la región. “Sin duda alguna el esfuerzo debe ser recuperar los empleos”, indicó la seremi.

También te recomendamos leer: Tarapaqueños escogieron a sus convencionales »