Jueves, 09 Septiembre 2021

Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción Iquique, Luis Coevas

 

portada

Por: Andrea Pérez / Fotografías: Equipo Empres@ctiva

Desde hace algunas semanas el Plan Regulador Intercomunal (PRI) ha tomado notoriedad, a pesar de ser un instrumento que desde hace más de 10 años está en preparación( inició el 2009). Esto porque el 2021 entre pandemia, crisis económica, cuarentena y un cuanto hay de aventuras y desventuras para nuestro territorio, partió con el conocimiento que el 21 de diciembre de 2020, el Intendente Regional, Miguel Ángel Quezada, retiró el instrumento de Contraloría en donde se encontraba para la última revisión que lo ratificaría.

Esta acción de la máxima autoridad regional encendió ánimos y entre acusaciones de presiones indebidas y argumentos técnicos del Municipio Iquiqueño, el Consejo Regional y el Colegio de Arquitectos. Críticas que el común de los mortales no entiende, se acusó directamente a la Cámara Chilena de la Construcción en Iquique de haber gestionado e insistido para retirar el instrumento.

Eso sí, lo primero es saber qué es el PRI y porqué toma tanta relevancia. La ley general de Urbanismo y Construcción en su artículo 34 lo define así: “Se entenderá por Planificación Urbana Intercomunal aquella que regula el desarrollo físico de las áreas urbanas y rurales de diversas comunas, que por sus relaciones, se integran en una unidad urbana”. En otras palabras, es un instrumento de planificación territorial, que norma la utilización del territorio en las zonas no urbanas, es decir, fuera de los radios urbanos de las respectivas comunas de una región, en nuestro caso, Huara, Alto Hospicio e Iquique. Y a contar de sus normas se construye el Plan Regulador Comunal. Es decir, ordena la ciudad.

Aún en la nebulosa de qué se hará con el instrumento que se retiró, el Presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Delegación Iquique, Luis Coevas explica la necesidad de revisar el PRI para planificar una ciudad acorde a los nuevos escenarios planteados por ejemplo por la pandemia que hasta hoy en día, y quizás hasta cuando, trae por las cuerdas al mundo.

Qué le pareció el proceso por el cual se genera la propuesta del PRI, está de acuerdo con el manejo que tuvo el municipio de Iquique considerando que no hubo respuesta ante las indicaciones realizadas por los diversos gremios?

Hay que hacer una aclaración el Plan Regulador Intercomunal, es preparado por el Ministerio de Vivienda, la municipalidad de Iquique efectivamente en este proceso es un actor más que en su momento realizó algunas observaciones y aportó antecedentes y su opinión, pero quien estuvo detrás de la preparación del PRI es una empresa consultora seleccionada por el MINVU que prepraró el cuerpo del PRI, que en su momento, con algo de consulta ciudadana porque hace 10 años,cuando el PRI partió, no habían los procesos participativos que existen hoy, esas nuevas participaciones han hecho posible ver la preparación del Plan regulador comunal que hoy en día está haciendo el municipio. Entonces si preguntas si el PRI escuchó el planteamiento de los distintos actores de la ciudad de Iquique como de Hospicio y Huara para poder confeccionar un plan regulador intercomunal que sea representativo de lo que las tres comunas a los que le afectan necesitan?. Yo te digo que fue muy pobre, prácticamente nulo

Cuáles son las falencias que como gremio constructor, consideran que tiene la actual propuesta

Se pierde en dos temas claves: uno es que no deja espacio a la libertad de elección de donde pordría el ciudadano común vivir, porque primero incorpora nuevos territorios del sector sur al área urbana, situación tremendamente positiva. Pero las condiciones en las que las incorpora no son las ideales para desarrollar proyectos que permitan el alcance de las personas a la vivienda, es decir, ni siquiera se podrían construir de manera normal viviendas del decreto 49 correspondiente a viviendas sociales o proyectos de integración social.

Ahora, al restringir tambien la densidad de construcción en altura en el área netamente urbana cerca del centro de la ciudad, aleja la posibilidad de quienes no están dispuestos por decisión personal a ir a vivir a 30 km de Iquique y quieren tener una alternativa alcanzable cerca de la ciudad porque prefiere irse caminando a su trabajo por ejemplo. Y a su vez, fija condiciones que alejan la zona industrial de la ciudad se la llevan a una distancia grande de donde está hoy, entonces; primero saquemos a todo el mundo fuera de Iquique, segundo no le damos alternativa a que la gente pueda vivir en la ciudad y tercero aleja ún más la fuente de trabajo, entonces extendemos de tal manera la ciudad que terminamos segregando.

Lo que es una contradicción con las políticas públicas, entonces hay que buscar equilibrio, si quieres vivir lejos puedes tener la libertad de hacerlo. Es tu opción. Pero no una imposición porque le estás diciendo: Oye quieres comprar una vivienda nueva, en Iquique es imposible porque no se va a poder construir más en altura, por lo tanto al no poder densificar en ciertos sectores,tenemos claro que hay que proteger, hay ciertos sectores de la ciudad que son históricos, que son barrios tradicionalesen los que no se puede seguir construyendo en altura, pero hay sectores en donde sí se puede, siempre con responsabilidad, con equilibrio, para que la gente que no está dispuesta en ir a vivir lejos de la ciudad pueda tener la opción.

Hay quienes consideran que no era necesario el retiro y que pudo permitirse el avance del trámite para agregar modificaciones en el camino …

El Pri estaba en el Minvu solucionando temas administrativos, la contraloria en su último ingreso fue solo ese tipo de observaciones las que realizó, por lo tanto si ya se subsanaron e ingresaban como corresponde, probablemente la contraloría lo hubiese aprobado. Pero hay una opinión común, incluso de los detractores de retirar, que es que hay que revisar el PRI respecto de las densidades. Nosotros basamos nuestra crítica y nuestra acción en este último tiempo en lo que ocurrió y sigue ocurriendo con la pandemia, nos abrió un espectro que nos hace pensar que lo que necesitamos en el futuro, tanto en temas de vivienda, conectividad, transporte, cercanía al trabajo y por un montón de situaciones; es que tenemos que repensar las ciudades de una manera mucho más dinámica. Entonces, el Pri como dije antes, es un instrumento que lleva más de 10 años en elaboración, por lo tanto, ¿estamos seguros que el Pri que puede ser aprobado en contraloría cumple con las condiciones de este nuevo mundo?. Creemos que no, entonces la modificación de un plan regulador intercomunal, efectivamente puede demorar un año, pero podría demorar 10, lo mismo que se ha tardado hasta ahora. Entonces, la postura que tenemos como Cámara es que es más conveniente darle la última revisión para poder chequear que estos puntos que estamos planteando nosotros y otros actores gremiales de la ciudad son atendibles y modificables en esta etapa. Y si ya solucionaron los problemas administrativos, se ingresa a contraloría y aprobamos en un año más un PRI sólido, en línea con el desarrollo que se quiere para Iquique, Alto Hospicio y Huara en los próximos 20 o 30 años. Ahora, que el Pri se retire en contraloría no afecta el desarrollo y el avance del plan regulador de Iquique, que era el que ya había iniciado, porque pueden caminar paralelamente.

En ese marco, cuál es la influencia que tiene directamente la suspensión del PRI en el Plan Regulador Comunal
El Pri fija condiciones paragua, cada plan regulador comunal resuelve de manera independiente sus inquietudes, pero la municipalidad de Iquique puede perfectamente seguir con su agenda del plan regulador comunal e inclusive, toda la información que se ha recopilado en el último tiempo para poder preparar el comunal, puede servir como insumo para esta eventual modificación del PRI, es decir, perfectamente se podrían complementar y sacar dos muy buenos instrumentos de planificación.

En la comisión de vivienda del Consejo Regional, realizada el 6 de enero, se responsabilizó directamente a la CChC de hacer presiones retirar el PRI

La CChC desde que el PRI comenzó y se empezó a ver como se estaba dando el proceso y cuales estaban siendo los resultados siempre manifestó su preocupación y disconformidad con varios puntos. Históricamente como gremio hemos participado y en la entrega de insumos y levantamiento de temas que nos parecen preocupantes para el desarrollo de la región y el país… para poder ser parte de lo que son las políticas públicas que rigen en Chile. Entonces, no hicimos algo distinto a lo que toda la vida hemos hecho: Levantamos la voz de alerta porque tenemos la última oportunidad de revisar las condiciones para ver si se está haciendo lo correcto. Nos parece que hay cosas que modificar, que son absolutamente atendibles en un plazo reducido, pero que se deben abordar, sobre todo por el tema de la pandemia…

Es necesario revisar ahora, no en dos o tres años más porque ya podría tener consecuencias graves. Creo que nadie que diga tener cariño por esta ciudad, por el desarrollo de Alto Hospicio, Iquique o Huara…

En general por el desarrollo del territorio, de la región, y por el bienestas de sus ciudadanos podría estar decir que el PRI como está formulado es un buen instrumento de planificación para el furturo. Hay que ser responsables en decir es necesario hacer ajustes, pongámonos de acuerdo como van a ser, hagamos los estudios necesarios rápidamente, sentemonos en la mesa a conversar cuales son y que tanto vamos a hacer en las modificaciones. Nosotros como Cámara no estamos diciendo esta es la verdad, sólo hacemos un llamado con argumentos a darnos una última oportunidad.

En terminos de plazos, cuánto estima debería demorar este nuevo proceso
Según lo que hemos conversado con los diversos actores, incluso con los que plantean la aprobación inmediata, siempre hubo un consenso en que caminando rápido esto en un año se podría resolver y entendemos, según lo que la municipalidad de Iquique nos ha informado, que en un año más el plan regulador comunal también podría estar listo por lo tanto creo que perfectamente y con la voluntad de todos podríamos conseguir que tanto el Pri como el comunal pudiesen ser aprobados en el transcurso de un año más a menos que la pandemia nos coloque algún conflicto extra…